jueves, 12 de agosto de 2010

Monocultivos y biocombustibles

La producción de alimentos a gran escala supone la intervención de grandes empresas que controlan enormes extensiones de tierra. Allí practican el monocultivo, esto es, la producción de un solo cultivo a gran escala y en un mismo espacio. De este modo se utiliza menos mano de obfra y se simplifica el uso de maquinaria. El objetivo es obtener la máxima producción con el mínimo costo; producción que luego es destinada al mercado interno y en muchos casos también a la exportación. Por esta razón, los países con economías basadas en monocultivos tienen una gran dependencia de los cambios en los precios internacioales de los pocos productos que exportan.
Además, el monocultivo no se lleva bien con el medioambiente. La falta de diversidad de especies en un amplio territorio tiene efectos negativos sobre los ecosistemas y agota los nutrientes del suelo según las necesidades del único cultivo.
Desde el punto de vista laboral, ese tipo de producción requiere escasa mano de obra. Y si no se cuenta con los medios técnicos adecuados, como ocurre en muchos países subdesarrollados, se produce el fenómeno de la agricultura extensiva de baja productividad: enormes extensiones de territorio con muy bajo rendimiento. En los grandes países, en cambio, se fomenta la agricultura extensiva de alta productividad, muy mecanizada, tecnificada y especializada. Los excedentes de esa alta productividad se expotan a bajos costos a los paises subdesarrollados, con inevitable perjuicio para los campesinos productores que no pueden competir en precios.
Por otra parte, muchas grandes extensiones de cultivos no están destinadas a la alimentación, sino a la elaboración de combustibles. Son los biocombustibles o combustibles con origen vegetal. Actualmente se presentan como una alternativa al uso de combustibles fósiles.
Sin embaargo no son tan ventajosos: aún se debe gastar mucho combustible fósil cultivar los productos que se utilizarán en la elaboración de biocombustibles como el etanol. Además, esos cultivos compiten en el uso de la tierra con los cultivos compiten en el uso de la tierra con los cultivos destinados a la producción de alimentos; como consecuencia, el valos de la tierra aumenta y se encarecen los alimentos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada